Devaneo

De Victor Munguía

Vuelvo a mi puerto pequeño
las embarcaciones de pesca
desaparecen en las brumas
y el ocaso llega lentamente

Desde la orilla las mujeres
miran extasiadas el horizonte
los marineros no llevan uniforme
son soldados de la tierra

Las monedas caen de los bolsillos
y los vagos y rapaces las recogen
corren como fantasmas, gritan,
chillan palabras sin coherencia

Absorto,demodé en una aldea
insólito paraje del planeta
divino espacio luminoso
glorificación de ghettos

Siluetas hechizadas avizoran
los barcos que aún se van
No queda nada en Elizabeth
solo cerveza y desenfreno

Ofrezco una copa a la nueva amiga
que encuentro entre música latina
reflectores, embeleso y delirio,
y ella toca mi bufanda, mi corbata

Le digo que me gusta mucho
mientras bailamos abrazados
una balada de Julio Iglesias
que destruye los sentimientos

Cuando se vaya la noche y no haya
recuerdos en las notas de una canción
volveremos a ser pasajeros de la vida
con preocupaciones y cosas diferentes

Vuelvo a mi puerto pequeño,
una parte de mi tercer mundo
épica victoria sobre el imperio
sonrisa de mujer, lascivia.

Anuncios

~ por Victor Munguía en enero 1, 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: