Le beau peruvien

De Victor Munguia

Con los libros bajo el brazo
y mis apuntes de la noche
cruzo el espacio querido
lentamente, sin palabras.

He vuelto,
aqui estuve antes,
antes de este 1989,
en que las horas pasan
en la Place de La Concorde
y me pierdo otra vez.

Los calendarios se marchitaron
por mi obsesión de rosas rojas
y un amor inolvidable
que cuestionan los códigos

porque según Kelsen,
tenemos que ser puros
y lo que no está en la esfera
de las normas no existe.

Pero yo quiero
que tú existas en algún lugar
no sé si voy a verte caminar
por el Boulevard Haussmann,
o si estás en Le Bon Marché,
tratando de ubicarme.
de enamorarte de mi,
y rescatarme de tus sueños.

Yo soy el que va alli
confundido en esta noche sola,
con sus cuaderno de escritos
imaginando un verso a Paris,
y la muchacha bonita
que me espera para saber
de aquel pais donde nací.

No habrán relatos
de dias de guerra popular
de estrellas del sur,
ni de mi ilusion justineanea
porque hace un año
abandoné mi patria
por la tierra prometida
C’est la vie!

Me soñaste asi?
todas las mujeres
esperan principes a su manera
con sus colores
y sus sonrisas
con lentes o sin ellos
mots et poèmes sont nécessaires
sirven de mucho ?

Je suis le beau peruvien
el de tus fantasias
el que vino del Perú
para andar contigo
por la Rue de Rivoli
y hablarnos de Dios
y sus designios,
de tu pueblo y el mio, y
de la soledad y el silencio,
que llevamos dentro
después de tanto camino.

Verano de 1989

~ por Victor Munguía en junio 30, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: