Paloma

Zamba argentina de Oneca y Neves

Cuando te ví partir,
la noche me envolvió,
llorando mi remordimiento;
tus ojos ya no son,
estrellas de mi amor,
que se apagan
con mis sufrimientos

Tu ausencia iniciaré,
en esta soledad, pensando
que ya estás muy lejos,
mi beso esperará
y el tuyo no vendrá
crucificado por los negros celos

Mi voz te llamará
y un rezo llorará
en la guitarra
de mi cruel tormento.

Y en esta soledad,
la noche me dirá,
la copla triste
de tu fiel recuerdo.

Y en esta soledad,
la noche me dirá,
la copla triste de tu fiel amor.

Hoy vuelves otra vez,
trayéndome tu amor,
Paloma que yo tanto quiero;
el bronce de tu piel,
de tu boca la miel
retornan al cariño viejo…

Cuando te ví partir,
la noche me envolvió,
llorando mi remordimiento…
y ahora junto a tí,
la noche se alumbró,
por el milagro
de tus ojos negros.

Mi voz te llamará
y un rezo llorará
en la guitarra
de mi cruel tormento.

Y en esta soledad,
la noche me dirá,
la copla triste
de tu fiel recuerdo.

Y en esta soledad,
la noche me dirá,
la copla triste de tu fiel amor.

~ por Victor Munguía en febrero 16, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: