Aquel loco amor

De Victor Munguia

Nuestro amor loco, adúltero y platónico
tiene una casa enorme con un jardín gigante
allí se pasean las ardillas entre los árboles
juegan las doce del día y no somos novios

En el restaurante otras caras ahora vigilan
no hay miradas intensas, ganas de fundirse,
frases inventadas solo para el instante,
y llora el vacío de tu ausencia mi sueño.

Los bolsillos de mis jeans gastados no llevan
carteras, dinero ni recuerdos de otras aldeas
en mis pasos no hay citas ni memorias tristes
solo un día de nieve en este nuestro pueblo.

Quizá el espejismo de amarnos también te abraza
y gozas mis caricias en los sueños que me sueñas
sin nadie que te vea pero no puedes besarme
y refugias tus pensamientos en la almohada

Es de noche, acabo de volver a casa,
y no quiero acostarme para no verte
para no soñarte caminando hasta mi mesa
y sentir tu boca en la mía con ansias.

Quiero volar lejos de este cielo de estrellas,
esta luna, estos bares y esta gente sonriendo,
para que no puedas encontrarme ni decir que me amas
y que me extrañas tanto, como yo a ti.

~ por Victor Munguía en febrero 2, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: