Desiderátum

De Victor Munguía

Una vez te esperé
y no habían lluvias ni tormentas
era una tarde de verano
yo te amaba con locura

La casa de antes
por donde ya no paso más
esconde tu mirada, tu voz,
tu vestir maravilloso

Aquellos dorados deseos,
esos secretos anhelos
que ambos tenemos grabados
nunca se fueron.

Hoy me he parado aqui
en esta esquina de ayer
para que aparezcas altiva
desdeñando el mundo

Un gesto pequeño
desde tu coche me dice
que ya no te espere
que me vaya si puedo

Pero tú estás aún
vagando en mis sonetos
como una estrella reluciendo
en lo azul del cielo

Pero tú estás todavía
con esa frase prometida
que no tiene consonancia
y es un eco sin retorno

Una vez te esperé,
era un día de verano
vagando en mis sonetos
yo te amaba con locura.

~ por Victor Munguía en agosto 8, 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: