Eternidades

De Victor Munguía

En la casa sin paredes donde vives
te quedaste soñando con dias de combate
y las calles patrulladas por tanquetas
que te atraían tanto.

Esa tarde estaba en un bar de Aljovin
era Sábado, todos beben los sábados
lo sabes bien, no hay nada que inventar
nada de qué lamentarse.

A mi madre,  que es marxista leninista,
no le gustan las novias revolucionarias para mi
ella  me queria ver en algún pueblo del Perú
donde haga falta justicia

Mientras tú tomabas las calles,
yo brindaba por tus sueños que no eran los mios
y por mis últimos dias en mi patria.

Yo abandoné mi tierra prometida
por una mujer rubia de ojos verdes
que me espera en una casa de madera construida
para ver televisión por la noche.

En ese bar no habia nadie que inventara
un futuro diferente porque estos parroquianos
no saben lo que es la literatura y no leen versos
solo escriben otrosidigos, nada más.

Esta secuela me entristece,
pero no podia decirle no a mi destino
a mi esposa rubia, ni a la casita de madera
de mis fantasias.

Convéncete, yo estaba en el bar
no porque no me importara la lucha popular
solo que tenia mis ilusiones  de rascacielos
dentro del alma

Ya no tengo sueños, sabes ?
mi pasado es un camino largo sin renunciamientos
porque jamás tuve compromisos

Nunca he vuelto a aquel bar
para que tu familia pueda encontrarme
y me nombre tu abogado, salir en los diarios
y conocer tus camaradas, tus amigas

Ese circulo cerrado del que  venias
que no entendia, y donde no estuve
porque eran solo tus sueños

No hay guitarristas en los bares ?
Ya nadie escucha valses en Lima ?
No pasa una muchacha bonita
del puente a la alameda ?

Hubiera preferido cambiar esta historia
y no vivir lejos, y no extrañarte tanto
y no querer volver a caminar ese sendero
que tú caminaste.

Hubiera mejor construido una casa de ladrillos
con paredes, una guitarra, muchos libros,
y los sueños de mi madre y tus sueños
alumbrando el horizonte de mis eternidades

~ por Victor Munguía en marzo 12, 2015.

Una respuesta to “Eternidades”

  1. Un placer leer el poema. Me alegraste la mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: