La cita

De Manuel Scorza

Son las siete;
la calle está oscura;
ya no vendrás.

Aunque llegaras
todas las tardes
a la orilla de esta cita,
y aguardaras, inmóvil,
todas las horas
que en el mundo faltan
ya no me hallarás,
porque esperándote
perdí mi juventud.

Y no como el guerrero
que las manos moja
en la espuma bermeja
de la guerra.

No como los ardientes varones que conocí :
Alexander extraviado en la espesura!
Gabriel amarrado a los torrentes!
Eugenio deshojado a la aventura!
Amaro, que un día solo con tu fusil partiste!

Os envidio, jóvenes vehementes,
a quienes no bastándoles los crepúsculos,
por mirar llamaradas incendiaron
su propia edad florida!

Yo, miserablemente
perdí mi juventud;
aguardando que cumplieras
la cita de los parques,
gasté los veloces años.

Oh cafés humosos donde fingí
leer los diarios de mi feroz melancolía!
Esperándote perdí la juventud
y me pesa.

Son las siete: y estoy solo.

~ por Victor Munguía en diciembre 5, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: