Poema en las calles de La Habana

De Javier Heraud

“Partir por mi patria sometida
y por ti, mi bien” Vals “Melgar”
 
Un día me alejé de casa,
dejé a mi madre en la puerta
con su adiós mordiéndome los ojos.

(Mi hermano, el pequeño,
no comprendía nada y creía
que volvería pronto).

Yo sabía que ese viaje
era para mucho y por eso
abracé bastante a mi padre
y saludé futuros matrimonios
de mis hermanas.

El carro ya partía,
me fui, me marché, me largué
rápido de casa,
cumpliendo amenazas pasadas
que yo profería.

No quise despedirme de Amaranta
porque “el tiempo del amor no vuelve más”.Yo lo sabía.

Y así entre amargura y desconsuelo,
me marché una tarde,abandoné todo,
mi patria, mi país, mi casa,
“el mundo que a escondidas miro”.

Y así llegué a La Habana,
recordando episodios transcurridos
entre cantos y risas.

~ por Victor Munguía en febrero 4, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: