Una balada del este

De Allen Ginsberg

Yo hablo del amor que recuerdo ahora:
La luna es fiel, quizá ciega;
ella viene pensando que no puede hablar.
El cuidado perfecto la hizo sombria.

Nunca soñé el mar tan profundo,
La tierra tan oscura, tan largo el sueño,

Me he convertido en otro niño
y me despierto para ver el mundo
rodar sin control.

*Traducción por ElSobrinoDelJuez

~ por Victor Munguía en marzo 29, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: