En memoria de un estudiante revolucionario

De Victor Munguía 

Aquel muchacho
luego de declararse
marxista, revolucionario
y creyente del socialismo
atravesó por las ventanas
se lo vió corriendo
por el pabellón de derecho,
y unos días más tarde
apareció en el estadio
y su cuerpo yacente
fue aclamado por la masa
que coreaba eufórica
el pueblo unido
jamás será vencido
sin detenerse
en ninguna silaba

Ya no recuerdo su nombre
aunque sé que parado
en la puerta del salón
repartía volantes
que imprimía en el taller
de su abuelo convencido
en la toma del poder
según lo mandan
las benditas escrituras
de Marx, Engels,
Lenin, Mao y los ultras
que plantearon
incendiar la pradera.

Al fin de la guerra
se borran los emblemas,
los actos, las gestas,
hay miles de desaparecidos
que ya nadie busca
y los defensores del estado
van a las cárceles
acusados de crimenes
de lesa humanidad.

Los políticos
abarrotan el parlamento felices,
mientras en las mazmorras
todavía envejecen
los que se proclamaron
lumbreras del futuro
tomaron un fúsil, una granada,
se pintaron la cara
volaron las torres,
los puentes, y la siembra

No sé quien ha destruido
con sus morteros
esos panfletos dedicados
a transformar el mundo
según las cinco tésis,
tampoco quien torturaba
y luego dormía plácido
junto a su familia

Después de la guerra,
los subversivos siguen
gritando su convicción
los oficiales, clases y rasos
llenan los cementerios,
las prisiones o fugan del país
y de aquel estudiante proselitista
sin facultad conocida
queda sólo una foto
que publicaron las páginas policiales

Después de la guerra
derrumbaron el monumento al Ché,
y los ayer combatientes
se quedaron en el limbo
suspendidos, rumiando su soledad
e incomprensión
recitando tomos enteros
de estrategias militares,
planes políticos,
escondidos en celdas subterráneas
o una ciudad pérdida en el mapa
mientras nosotros,por herencia,
escuchamos valses,
miramos pasar a las limeñas de ahora,
por la alameda de antaño,
nos reunimos en cafés
y discotecas los viernes
y los lunes, en la oficina,
leemos las noticias de guerra
en otras partes de la tierra,
sin recuerdos trágicos
ni emociones.

~ por Victor Munguía en marzo 14, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: